cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Tragicomedia de un hombre gris

Reginal Perrin es ese oficinista inglés que la literatura y, sobre todo, el cine y la televisión han convertido en un arquetipo reconocible en muy diferentes latitudes. Un hombre gris, con traje del mismo color, bombín, maletín y paraguas, que vive en una urbanización de las afueras y tiene una familia convencional.

Cuando comienza este libro descubrimos que el protagonista, harto de su vida, ha fingido un suicidio para escapar y ha vuelto disfrazado, se ha casado con la misma mujer y vive como lo hacía antes. Reggie ha intentado huir, pero no lo ha conseguido.

Tras trabajar en una granja de cerdos, se le ocurre montar una tienda, Basura, en la que sólo se encuentren artículos inservibles: aros cuadrados, cuadros horribles, elepés mudos, pastillas inocuas…todo lo que sea «malo, feo y caro», se vende allí. Dos años después, Reggie es millonario, pero siente que empiezan a atenazarle «los implacables tentáculos de la rutina».

Los libros sobre Reginald se convirtieron en una serie para la BBC que triunfó en los años setenta. El típico humor inglés alienta en sus páginas: el disparate, lo absurdo, los diálogos hilarantes. Pero no hay que quedarse en las apariencias, estamos ante una tragicomedia, la del hombre que no puede escapar a su destino, insatisfecho, siempre acechado por el aburrimiento y la monotonía. Como dice Kiko Amat en su excelente postfacio es «un tipo de comedia trágica que halla humorismo y situaciones cómicas en la fatalidad. En las cosas que van mal».

Quizá no podamos huir de la rutina, pero mientras buscamos la salida nos aliviará reírnos con Reggie.

Sagrario Fernádez-Prieto

Scroll Up