cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
«Las mujeres», T.C. Boyle

Boyle ha escrito una novela como un torbellino: intensa y vital. Vidas agitadas, impacientes y difíciles; un estilo vibrante y lleno de referencias clásicas y cultas, de belleza en sus descripciones y de personajes apasionados y bien delineados.

Nos presenta a un Frank Lloyd Wright a través del espejo biselado, coloreado y deformado de sus tres primero amantes y luego esposas: Olgivanna, Miriam y Mamah.

Esos nombres son los títulos de los capítulos que se exponen en orden cronológico inverso al real, lo que convierte al libro en una tarea para el lector que se ve expuesto a su propio conocimiento o ignorancia sobre el famoso arquitecto. Los datos reales que Boyle vierte constantemente, mezclados con otros ficticios y literarios, componen una novela de gran intensidad sobre la pasión amorosa vista desde las mujeres que aman a un hombre consciente de su genialidad como arquitecto.

El relato del conocimiento entre mujer y hombre y su mutua seducción por el arte y la elegancia, con una posterior conversión en ama de casa y esposa de –casi- cada amante sería terreno abonado para un melodrama cursi. Pero Thomas Coraghessean Boyle –narrador norteamericano que ha cosechado numerosos premios– contrasta la profundidad y la ligereza de esas pasiones con el relato de sus dificultades, como todo relato de una pasión prohibida: unos periodistas acechantes que denigran la fama, unas leyes contrarias al adulterio y un Wisconsin intolerante con un hombre que dice ser el más grande arquitecto y que se salta las normas de moralidad, pues, como todas las normas, no se han hecho para él.

Las mujeres, con su temática, no contiene descripciones vulgares, sino unos retratos sobre la seducción entre egos superlativos digna del mejor Tolstói, salvando las distancias. El narrador –nueva ficción– es el japonés Tadeshi Sato, que llega como alumno a Taliesin, la casa-taller del arquitecto en la que reunió a jóvenes que deseaban trabajar con él. Taliesin es una de las obras insignes de Wright.

Las mujeres es un relato de contrastes y de gran riqueza temática: nimiedades y tragedias de amantes despechadas; amor intenso y odio que deriva en violencia por parte de ciertas personas próximas a esas mujeres; el uso y manipulación que los periodistas hacen de estas situaciones y, a su vez, la ambivalente y voluble situación de los amantes ante la prensa, por la que primero se ven presionados y luego la usan para justificarse o como publicidad.

El estilo de Boyle es tan envolvente y seductor como el propio protagonista, que, a pesar de estar colocado a la sombra de sus mujeres y trazado por sus obsesiones, se revela como un mito poderoso y consciente de serlo. Patricia Morodo.

Scroll Up