cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
‘La casa y el cerebro’, de Edward Bulwer-Lytton

Edward Bulwer-Lytton publicó esta obra a los 56 años.

El subtítulo de este relato (Un relato victoriano de fantasmas) es tan elocuente que apenas habría que añadir nada más a esta reseña. Edward Bulwer-Lytton (1803-1873) fue un político, poeta, dramaturgo, crítico y novelista británico. A pesar de una prolífica obra, su fama se debe sobre todo a Los últimos días de Pompeya.

Coetáneo de Charles Dickens (del que llegó a ser amigo y padrino de uno de sus hijos), Bulwer-Lytton publicó esta novela corta (o relato largo) cuando tenía 56 años y una obra considerable a sus espaldas, por lo que su dominio del oficio era ya excelente. Aquí ni sobra ni falta nada, ya desde la primera página sabemos que la historia trata de una casa encantada, pero además de crear una atmósfera inquietante y sobrenatural, sabe colocar adecuadamente el factor sorpresa en la parte final, consiguiendo un convincente giro que aporta a la historia aún más personalidad. El mismísimo Lovecraft comentó que La casa y el cerebro era una de las mejores historias sobre casas encantadas escrita hasta la época. Por cierto, Bulwer-Lytton fue también autor de A Strange Story (Una historia extraña), un libro que influenció a Bram Stoker para su mítico Drácula. A destacar la fabulosa y atmosférica portada elegida para esta edición, realizada por el pintor John Atkinson Grimshaw en 1882.

Por Jordi Planas.

Scroll Up