cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Cărtărescu, en cómic – Diario de León – «Travesti de Mircea Cărtărescu», de Edmond Baudoin

Consciente de que la literatura del escritor Mircea Cărtărescu “no es fácil en absoluto”, uno de los genios del cómic galo, Edmond Baudoin, no dudó en llevar al lenguaje gráfico una de las obras más íntimas y desconcertantes del rumano, Lulú, en el cómic Travesti.

La manera en la que Baudoin conoció a Cartarescu fue demasiado pragmática, pero no estuvo exenta de cierto romanticismo ya que, según cuenta a Efe con motivo de la publicación en España de la obra, fueron sus alumnos rumanos quienes, enamorados de su trabajo, le “unieron” con su compatriota. Y después llegó la amistad de la mano de esta novela gráfica (Impedimenta).

Una nueva relación de la que ha “aprendido” porque para este artista, uno de los más respetados de la “bande dessiné” francesa, “siempre se aprende de todo”.

“Aprendemos hasta el final, aunque parezca que no hayamos aprendido nada realmente. En eso consiste la vida. En conocer gente y trabajar. Y, sin duda, en este libro hay mucho trabajo: los textos de Mircea son muy complejos”, afirma.

Aunque apostar por adaptar “Lulú” fue algo que acordaron entre los dos, Baudoin no recuerda por qué se decantaron por esta obra (1994) en la que Cărtărescu ofrece su versión de la figura del artista adolescente en la persona de Víctor, un escritor torturado que vive obsesionado por Lulú, uno de sus compañeros de liceo que, disfrazado de mujer y aprovechando la fiesta de clausura de un campamento de verano en 1973, lo fuerza a un contacto sexual.

Una novela que el francés no conocía, confiesa, al igual que el resto de los libros del escritor rumano. Pero con motivo de esta adaptación al leerlo le sucedió lo que sucede “con todos los grandes autores”: “vi que el libro que tenía entre las manos no solo era un libro, sino que era una obra escrita en varios capítulos que han sido continuamente revisados y corregidos a lo largo de toda una vida”.

—Pilar Martín (EFE), Diario de León.

Scroll Up