cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Clase de 1933 – El Correo – «El grupo», de Mary McCarthy

Mary McCarthy escribe una novela coral atravesada por una sensación de desencanto

Entre las lecciones que la literatura ofrece con mayor eficacia está la de entender que ni siquiera en términos de modernidad conviene menospreciar a los antecesores. Esta novela de Mary McCarthy lo demuestra con creces. Hoy que tendemos a celebrar como un hallazgo la audacia y la exposición confesional conviene volver a un libro sobre un grupo de amigas del Nueva York elegante de los años treinta y cuarenta en el que se abordan las relaciones sexuales, la anticoncepción, el alcoholismo o la lactancia de un bebé con el mismo nivel de detalle y realismo con el que se aborda cualquier otro asunto de la vida de sus protagonistas.

Publicada a comienzos de los sesenta, El grupo causó un gran escándalo. Su autora era una de esas chicas bien del exclusivo Vassar College y hablaba en primera persona de la vida de las mujeres que en aquel momento eran algo así como las madres ideales que recibían cada tarde con una copa a sus maridos triunfadores. Incluso un tipo duro como Norman Mailer se escandalizó y realizó una reseña del libro que ha pasado a la historia de la invectiva literaria. Mailer ni siquiera le reconoció a McCarthy lo evidente: hay que tener mucho talento y oficio para construir una novela coral y diversa que es atravesada por una poderosa sensación de desencanto y que está escrita además con una mezcla de precisión y elegancia que tiene algo de exhibición.

Es probable que esa combinación de seguridad, erudición e ironía tenga que ver con el «estilo Vassar» del que se habla en el libro y que define a un grupo de jovencitas que salen al mundo real pensando que lo peor que podría terminar pasándoles es parecerse a sus padres. El mundo pronto les demostrará que van a pasarles cosas peores. Ese impacto contra la realidad es el tema de una novela que describe cómo las chicas más brillantes de la clase de 1933 pierden la inocencia y la soberbia. El modo en que Mary McCarthy maneja ese protagonista colectivo es sofisticado: cada suceso se analiza desde varios puntos de vista mientras se perfecciona un ramillete de retratos psicológicos de gran categoría. La novela comienza con la boda distendida y bohemia de Kay —quien se casa a los 21 años con un actor de teatro, como hizo Mary McCarthy— y termina con una tragedia y una conversación demoledora en la que una de las amigas sitúa como un efecto de la Gran Depresión «la alta tasa de divorcios en nuestra promoción». El grupo es una novela que absorbe de un modo fascinante el espíritu de una época y un lugar. En los años noventa, a Candance Bushnell le encargaron en el Observer algo así como la versión contemporánea de este libro y comenzó a escribir unas columnas que quizá les suenen porque tuvieron cierto éxito. Se titulaban Sexo en Nueva York.

—Pablo Martínez Zarracina, El Correo.

Scroll Up