cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Reseña: «Reinas del Abismo», de AA. VV. – Ace Prensa

A finales del siglo XIX y principios del XX, hubo una corriente de escritoras que insuflaron aire fresco a la literatura fantástica y de terror, muchas de ellas consiguiendo notoriedad en vida. La prosa de estas autoras es tan hipnotizante como interesantes resultaron sus carreras.

Esta selección presenta casi dos decenas de relatos cortos, precedidos de breves biografías de sus autoras. En sus páginas podremos encontrar narraciones con fantasmas que buscan venganza o justicia, vampiros incomprendidos, islas de fantasía, creaciones monstruosas del ser humano y cenas con gitanas que leen el futuro y destrozan con ello la velada perfecta.

La prosa de estas historias sorprende al lector, colmando y desbordando las fantasías de cualquier interesado en lo paranormal con aventuras que van desde la exótica India hasta la sórdida América profunda, pasando por la Inglaterra victoriana de los celos y las intrigas aristocráticas. Entre líneas se diseminan ingredientes propios de esta literatura, como la mortalidad, la redención, los límites del amor y las consecuencias de los malos actos.

En esta selección de autoras angloamericanas aparecen algunas escritoras de primera fila, como Leonora Carrington, Mary E. Braddon (Lady Audley’s Secret), Marie Corelli (cuyas novelas superaron en ventas a coetáneos como Arthur Conan Doyle), Marie Belloc Lowndes (prolífca escritora cuya novela sobre Jack el Destripador fue llevada al cine por Hitchcock); y escritoras menos conocidas, como Sophie Wenzell Ellis y la periodista G.G. Pendarves. Cabe destacar la presencia también de escritoras de la famosa revista Pulp Weird Tales: Alicia Ramsey y Margaret St. Clair, que tuvieron su momento de fama, pero cuya obra es ahora difícil de encontrar. Sorprende también la presencia de famosas autoras del género infantil, como Edith Nesbit (infuencia reconocida de J.K. Rowling) y Frances Hodgson Burnett (autora de El pequeño lord y El jardín secreto).

Otro nombre que mencionar, por justicia, es Marjorie Bowen, con más de 150 obras publicadas, la mayoría bajo seudónimo, reconocidas a ambos lados del Atlántico. El denominador común ni siquiera es un género, sino la visión paranormal y fantasiosa de unas autoras que llenaron los estantes y las revistas literarias de principios del siglo XX con historias de miedo, terror, surrealismo y ciencia ficción.

—Patricio Sánchez-Jáuregui, Ace Prensa.

Scroll Up