cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Diez libros que nos hacen llorar de alegría – Librotea – «La vida sin maquillaje», de Maryse Condé

La literatura tiene, entre otras muchas virtudes, la capacidad de emocionarnos. Muchas veces, de maneras que son casi confusas. A veces, la felicidad y la tristeza se citan al leer un texto y nos conmueve de una manera en la que nos sorprendemos riendo y llorando a la vez. Una mezcla que solo algunos autores son capaces de crear, y que eleva su obra a un lugar reservado solo a unos pocos libros que permanecen en la memoria. Hoy en Librotea repasamos algunas de esas obras que son capaces de llevarnos de la alegría al llanto y que se quedan con nosotros para siempre.

Si hay una autora que ha destacado en las últimas décadas por su capacidad para contarnos con sutileza y sensibilidad historias cotidianas que nos emocionan profundamente, esa es Alice Munro. Maestra del género corto, sus relatos son ventanas por las que asomarnos a la vida de sus personajes, con sus anhelos, miserias, alegrías y decepciones. Algo similar se puede decir de Lucia Berlin, olvidada durante mucho tiempo y rescatada en los últimos tiempos, cuya trágica vida no evitó que fuese capaz de mostrar en sus relatos retazos de felicidad y una gran humanidad.

Hay otros autores que son capaces de conmovernos a través de sus recuerdos, de revisar su propia vida con una sutileza y emoción que hacemos nuestras. Maryse Condé, en La vida sin maquillaje, nos ofrece otro de esos relatos autobiográficos, en el que somos partícipes de un periplo lleno de dificultades y la manera en la que se abre al mundo y a la vida una autora que tuvo que luchar para conseguir su independencia.

Scroll Up