cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Alienados de barro, barrio y cristal móvil – Bellver – «La Ciudad de Cristal», de Isabel Greenberg

Alienarse, está claro, es sinónimo de enajenarse, de internarse en lo ajeno. La que no está tan clara es la reducción de alienado a loco. Hay muchos modos de enajenarse, precisamente para no demenciarse. En la mitología, por ejemplo, o en las imaginarias historias infantiles. Aunque otras for-mas de alienación, el odio al otro, la hipnosis reticular, sí que huelen a locura. Cuatro magníficos libros ilustrados ayudan a entender las diferencias.

Cristal. Antes de que las her-manas Brontë se convirtieran en hitos literarios ya eran creadoras de La Ciudad de Cristal, un mundo fantástico y estructurado al de-talle en el que se alienaron en unión de su hermano, Branwell. La ciudad quedaría escindida en dos: Gondal, reino de Emily (Cumbres borrascosas) y de Anne (La inquilina de Wildfell Hall), y Angria, feudo de Charlotte (Jane Eyre) y Branwell. Sobre esta base, la británica Isabel Greenberg ha fabulado su propio espacio, solo en parte brontiano. El resultado, plasmado con su peculiar estilo, es un derroche de imaginación épica en un mundo de luces y sombras, de realidades y fantasías.

—Eugenio Fuentes, Bellver.

Scroll Up