cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Reseña: «Reinas del Abismo», de AA. VV. – La nave invisible

Reinas del abismo es la última antología de Impedimenta en la que agrupan a algunas de las pioneras del «cuento de lo extraño» de principios del siglo XX. Fueron autoras que revolucionaron el género de terror psicológico, dando nuevas perspectivas y unas cuantas lecciones al resto de escritores. De entre todas, Impedimenta ha seleccionado a dieciséis escritoras que publicaron en revistas pulp de principios del siglo pasado y que acabaron por perdiéndose. Por suerte, las han rescatado para que podamos leerlas. Aquí dentro os encontraréis casas encantadas, fantasmas, trastornos psicológicos y dramas históricos, entre otros.

Seguramente muchas de las historias no las conoceréis porque el autor de esta antología, Mike Ashley, señala que ha escogido las menos conocidas, incluso de las autoras más populares. Por lo que cuando leáis la novela os recomiendo que os preparéis para sorprenderos.

Cuando me enteré de que sacaban esta antología os confieso que la quería porque me gusta mucho el terror, pero sobre todo este tipo de terror psicológico en el que juegan con el lector para llevarle por donde ellas quieren. Y además, cuando vi que se trataban de obras poco conocidas, mi interés creció aún más. Gracias a esto he descubierto a varias escritoras y también he redescubierto a otras en una faceta que no conocía. 

Dentro de esta antología podemos encontrarnos los siguientes relatos:

  • « Una revelación» de Mary E. Braddon.
  • «El ángel del escultor» de Marie Corelli.
  • «De entre los muertos» de Edith Nesbit.
  • «Una navidad en la niebla» de Frances Hodgson Burnett.
  • «El piso encantado» de Marie Belloc Lowndes.
  • «Una circe moderna» de Alicia Ramsey.
  • «La naturaleza de las pruebas» de Mary Sinclair.
  • «El obispo del infierno» de Marjorie Bowen.
  • «El tapete» de Greye la Spina.
  • «Dama blanca» de Sophie Wenzel Ellis.
  • «La risa» de G. G. Pendarves.
  • «A la luz de las velas» de Lady Eleanor Smith.
  • «La melodía maravillosa» de Jessie Douglas Kerruish.
  • «La isla de las manos» de Margaret St. Clair.
  • «Los indeseados» de Mary Elizabeth Counselman.
  • «El séptimo caballo» de Leonora Carrington.

Me encantaría hablaros de todas las historias, pero eso significaría escribir una entrada larguísima donde os cansaríais de mí porque no pararía de decir qué me encanta todo. Así que he decidido que os voy a hablar de cuatro relatos que encuentro interesantes, aunque, por supuesto, también os hablaré un poco del resto.

El primer relato del que os quiero hablar es «De entre los muertos» de Edith Nesbith, que al principio puede parecer un simple enredo romántico pero que, poco a poco, acaba convirtiéndose en algo más oscuro. Recuerdo que al leerlo parecía que estaba leyendo un drama romántico y me pregunté qué tenía de fantasmal ese relato, hasta que llegó el giro que lo convierte en un relato muy especial. Nesbith te engaña y te va atrapando palabra tras palabra hasta que consigue que no sueltes el libro para saber qué es lo que va a ocurrir.

El relato te cuenta la historia de un hombre que, un día, recibe una carta de su amada en la que le dice que no le quiere, que está enamorada de otra persona. El pobre siente que se rompe en mil pedazos, pero acaba casándose con otra mujer y todo parece ir bien. ¿Pero qué se esconde tras ese matrimonio? Como digo, un supuesto enredo romántico que va más allá. Sinceramente, me lo fui imaginando en la cabeza y me dieron escalofríos.

Otro relato es «A la luz de las velas» de Lady Eleanor Smith, quien fue la primera presidenta de la Asociación de Aficionados del Circo. Ella estaba empeñada en que tenía ascendencia gitana e investigó la cultura romaní, algo que se ve en su obra. No os hablo de esta porque me haya gustado más o menos que otras, sino porque creo que es la más diferente de todas al tener este elemento. Y por otra razón, ya que esta obra más que terror lo que tiene es fantasía.

La historia nos habla de una fiesta que organiza un grupo de gente y cómo se van destapando los enredos amorosos, algo que será un punto muy importante. Además, Smith hace uso de los apellidos para dar un toque irónico a la obra como el señor y la señora Marriage, que no es que estén en un buen matrimonio. Aquí encuentras brujas, enredos y gitanos, mientras ves cómo todo se va desmoronando.

De izquierda a derecha, Edith Nesbith, Lady Eleanor Smith, Marjorie Bowen y Frances Hodgson Burnett.

«El obispo del infierno» de Marjorie Bowen reúne dos de las pasiones de Bowen: lo sobrenatural y lo histórico, por lo que podemos imaginarla escribiendo entusiasmada esta historia. En su historia, además de un enredo amoroso, podemos encontrarnos duelos, traiciones y castigos. No sé si era su intención de que su relato tuviera cierta moraleja, pero al acabarlo tuve la sensación de que así era. Me gustó que metiera lo sobrenatural con pinceladas, que no fuera muy explícita, sino sutil. Bowen escribió muchos relatos cortos y es algo que se aprecia por lo bien perfilados que están sus personajes, además de la trama.

La historia nos habla de un hombre que le roba la mujer a otro y claro, esto no sienta nada bien. Además, al principio se va pero acaba volviendo exitoso y renovado, algo que no gusta demasiado. ¿Qué ocurrirá a su vuelta?

Conoceréis a Frances Hodgson Burnett por su famoso El jardín secreto, pero aquí vemos su faceta sobre natural con «Una navidad en la niebla». Aquí nos presenta a su personaje la Dama Romançiera, quien parece un ente sobrenatural. Y digo parece porque es una interpretación mía, teniendo en cuenta lo que va ocurriendo a lo largo del relato. Aunque lo más importante de esto no es ella, sino la niebla que hay. Gracias a esta, Hodgson Burnett crea un ambiente asfixiante que te va agobiando cada vez más, sin la necesidad de meter fantasmas, muertos vivientes ni sucesos extraños. Si habéis vivido un día de niebla en el que no se ve lo que tienes delante, sabéis cuál es la sensación. Yo he vivido varios, sobre todo cuando iba al colegio y parecía sacada de una película de terror, por lo que esto me ha parecido espeluznante.

En cuanto a la trama, nos cuenta el deseo de la dama de dar algo de dinero a los niños de tercera clase que viajan con ella para que no se queden sin nada en Navidad. ¿Qué consecuencias tendrá eso?

Es escalofriante ver esto. Se diría que nos persigue una Estantigua Gigante ―caviló―. Ojalá al final no resista.

En cuanto al resto de relatos, todos me han resultado bastante interesantes y aunque muchos tienen algo en común ―las intrigas amorosas―, se ve el estilo único de cada autora y acabas disfrutándolos uno tras otro, sin poder contenerte a seguir porque quieres saber qué ocurre en cada uno.

Por supuesto, unos me han gustado más y otros menos, pero es algo que siempre pasa en las antologías. Son dieciséis relatos de dieciséis autoras diferentes y aunque pueden entusiasmarte todos, siempre hay unos que te gustan más y otros que menos. Si buscas algo que no te deje dormir, quizás no sea lo que buscas ya que este no es un terror como el que puede hacerse actualmente, sino que es el terror de principios del siglo XX y es algo que hay que tener en cuenta. Por eso hay que tener en cuenta el contexto y, si lo tienes, se te ponen los pelos de punta.

En cuanto a la edición, tengo que decir que está muy bien hecha. Es en tapa dura y la portada es alucinante, sobre todo por el toque inquietante que le da. La traducción está muy cuidada y al final del libro tienes información sobre los derechos de autor y la fuente de las historias, para que sepas de dónde los ha sacado el editor de la antología. Es algo que me ha parecido interesante, pues así puedes ver dónde publicaron los relatos por primera vez.

Y hay un detalle que me ha gustado muchísimo es que antes de comenzar cada relato tienes una pequeña biografía de cada autora, lo que ayuda a entender más las obras desde sus contextos. Te habla de sus obras más conocidas y de los detalles importantes de sus biografías de manera concisa, pero no hace falta más para hacerte una idea de ellas.

En resumen, creo que es una buena antología ya que no solo disfrutas de unos cuantos relatos interesantes y bien construidos, sino que te permite descubrir a un montón de autoras y sus facetas, quizás, menos conocidas. Creo que es una buena selección de textos, ya que puede que haya mejores, pero se agradece que se haya ido por los que estaban inéditos porque nos permite leer ciertos relatos que habrían quedado olvidados.

Scroll Up