cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Reseña: «El jardín de vidrio», de Tatiana Țîbuleac – MSur

En un mundo sin alma

Tatiana Tibuleac | © Impedimenta / Foto promocional

Hasta su irrupción en las librerías de la mano del sello Impedimenta, era difícil encontrar en España un lector que pudiera pronunciar el nombre de un escritor moldavo. ¡Ya era difícil encontrar a alguien que supiera localizar Moldavia en el mapa! Pero fue aquel libro, El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes, el que dio a conocer en nuestro país a Tatiana Țîbuleac y, con ella, todo un mundo desconocido para el gran público.

Tatiana Țîbuleac (Chisinau, 1978), hija de periodistas, reportera y columnista, sí fue una cara relativamente conocida en Moldavia, país encajonado entre Rumanía y Ucrania, de lengua rumana pero con minoría de habla rusa. Hasta que en 2007 se trasladó a París, cambiando el papel de envolver pescado por un formato más duradero.

El jardín de vidrio es el segundo de sus títulos que ve la luz en castellano, de nuevo gracias a los buenos oficios de Marian Ochoa de Eribe, también responsable de las traducciones de Mircea Cartarescu. La memoria, los vínculos familiares y la identidad, qué significa ser mujer en un mundo sin alma, son algunos de las teclas que pulsa esta novela. Una obra que sube la apuesta: más moldava, más dura, más Țîbuleac.

—Alejandro Luque, MSur.

Scroll Up