cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Los mejores libros de 2021 (por ahora) – Esquire – «La desaparición de Adèle Bedeau», de Graeme Macrae Burnet

Thrillers callejeros, relatos generacionales, novelas gráficas y grandes pequeñas historias de supervivencia en esta selección de libros recién publicados que vamos completando mes a mes.

Tenemos de todo: ensayo, poesía, cómics, novelas gráficas, libros de humor, novela negra, suspense, ciencia-ficción, hasta alguno de terror… Aquí te traemos nuestra recomendación de los mejores libros publicados en este 2021. En esta lista de novedades editoriales no están los obvios, como Tomas Nevinson de Javier Marías o Transbordo en Moscú de Eduardo Mendoza, porque estos grandes autores –y sus obras– no necesitan recomendación. Así que vamos a dedicar este espacio a esos libros transgresores, especiales, conmovedores, de esos que te emocionan, te divierten o incluso te hieren mientras los lees. Y que no se olvidan cuando los cierras, sino que dejan una cicatriz de esas que pican en los días de lluvia. Estos son nuestros libros favoritos de 2021… por ahora, que la lista seguirá viva hasta el último día del año.

La desaparición de Adèle Bedeau

Un noir en toda regla, tan inquietante que al principio cuesta un poco entrar. Los personajes tienen todos algo siniestro y el que más el protagonista, Manfred Baumann. Un hombre en la treintena, taciturno, de costumbres metódicas, director de una sucursal bancaria. Cuando una joven camarera desaparece del restaurante local todas las sospechas recaen sobre Baumann; las de los vecinos, las del inspector Gorski de policía, incluso las del lector. No se sabe cuándo sucede la historia, en una época anterior a los teléfonos móviles y las tarjetas de débito, pero el retrato psicológico de los personajes es tan profundo como atemporales sus inclinaciones. A media novela, cuando menos lo esperamos, Brunet nos agarra de las solapas y nos zarandea a base de bien. Los acontecimientos cambian bruscamente y desembocan en un final redondo. Nosotros nos quedamos sin saber muy bien si es un hecho real o si todo ha sido invención del autor. Un posfacio no aclara nuestras dudas, el autor juega con nosotros como el gato con el ratón, y yo, en particular, he disfrutado con cada página de este juego. Ya me atrapó Burnet con Un plan sangriento, un True crime que trasciende el “quién lo hizo” para centrarnos en “por qué lo hizo”.

—Rosa Martí, Esquire.

Scroll Up