cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Ovnis, primos y perros – «Los extraños», de Jon Bilbao – Literaturbia

Los extrañosla última novela de Jon Bilbao, durará en tu mesilla de noche lo mismo que un suspiro. Como el siroco, ese viento que enloquece a la gente, se meterá dentro de tus oídos y te impulsará a seguir escarbando en la extrañeza de una pareja ante la otredad de apariciones súbitas y sucesos inexplicables. Ante sus ojos la realidad se volverá turbia, maleable y llena de esquinas durante un agitado invierno en la costa asturiana.

Esta pareja que flota en el tedio habita la vieja casona familiar que curiosamente, y como cuentan desde la editorial, se inspira en la del propio autor, que también cede su nombre al protagonista. Para Jon y Katharina los días transcurren por los raíles corrientes hasta que unas luces empiezan a surcar el cielo, los ufólogos acampan en la playa y un primo lejano acompañado de una misteriosa asistenta llaman a la puerta.

Es posible que ante sus dudas, también floten, fosforitas, partículas de incertidumbre, miedo y deseo en tu propia sangre.

La editorial Impedimenta vuelve a regalar otra novedad inquietante, que demuestra el pulso brillante de Jon Bilbao en las letras españolas y su capacidad para introducir el misterio en la aparente normalidad, atrapar con una escritura hipnótica, desasosegante, afilada hasta el detalle.

En Los extraños importa tanto lo que se dice como lo que no, la intención y el rumbo que toman los objetos cotidianos corrientes, la relación con el entorno y los animales, con el paisaje y la lluvia, con escuchar detrás de la puerta y mirar al cielo esperando señales. Con ese silencio viscoso que precede a las tormentas. Con ese fuera de campo que contiene los peligros. ¿Puede una pareja de extraños reparar las heridas de una relación temblorosa? ¿El pasado es moldeable a nuestro antojo, desintegrando y resucitando rostros en las fotos de la mente? ¿Cuánta confianza merece lo(s) desconocido(s)?

Averígualo.

—Andrea Núñez-Torrón Stock, Literaturbia

Scroll Up