cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Ocho poemarios para este otoño – «Poesía esencial», de Mircea Cărtărescu – Librújula

Ocho poetas que escriben por amor a la Poesía, porque el amor nunca puede callar ni permanecer indiferente. Poetas que, por cierto, no están esperando a Godot. Poetas que empiezan andadura y poetas que ya están en el camino y otros que ya casi acaban su ciclo. Ocho poetas que sorprenden y de qué manera, pues no tienen miedo a ser ni a estar. Estamos a las puertas de un otoño esplendoroso y lleno en cuanto a poesía. Poetas que quieren ver y explicarnos que hay detrás de esa última (no) frontera. Son poetas que cualquier persona lectora buscará y querrá sus nombres en su librería.

Poesía esencial (Impedimenta), de Mircea Cărtărescu (Bucarest, 1956)

Son los poemas elegidos por el autor y en versión bilingüe, en edición y traducción de Marian Ochoa de Eribe y Eta Hrubaru. Un poeta que llama la atención por esa forma suya de ver la realidad: “el jardín de las delicias en un metro cuadrado de piel”. Y creo que vale la pena conocer, pues en todos sus escritos hay lirismo: hay poesía: “y marchita, marchita antes de tiempo/ estaba la cerilla en su mano”. Esta su poesía esencial es un recorrido por su vida y milagros de una forma muy fluida. Hay recuerdos, hay memoria, hay experiencia, hay lenguaje y hay reescritura del propio ser poeta. Es poeta porque con su mirada se apropia del entorno y descubre en él lo que la apariencia oculta, sin ir más lejos: “Soy todos los espacios a la vez/ soy tanto la existencia como todas las posibilidades/ hablo con todas las palabras”.

—Enrique Villagrasa, Librújula

Scroll Up