cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
«Damas en bicicleta», F.J. Erskine

Hoy en día cada uno hace sus propias cuentas a la hora de decidir si comprarse una bicicleta, pero ¿cómo hacían las suyas las damas inglesas de la época?

Montar en bici está de moda, así que echar la vista más de cien años atrás para saber qué peculiar enfoque le daban al mismo asunto en la Inglaterra victoriana de 1897, que fue donde y cuando se publicó esta guía para féminas ciclistas, supone una experiencia bastante sugestiva. Por ejemplo, hoy en día cada uno hace sus propias cuentas a la hora de decidir si comprarse una bicicleta, pero ¿cómo hacían las suyas las damas inglesas de la época? El coste inicial de uno de aquellos artefactos era casi tan elevado como el de un poni, aunque “al coste de un poni hay que añadir el precio de un carro (…), los arneses, el forraje, las mantas, y además un lacayo”, así que las atrevidas lo tenían muy claro: salía más barato apuntarse al pedaleo.

Más allá de este tipo de curiosidades, el libro es un interesante documento antropológico, porque al mostrar cómo las señoras modificaban sus costumbres para optimizar el uso de la nueva máquina, nos da a conocer cómo eran su vestimenta, su alimentación y sus relaciones sociales, entre otras cosas, y asistimos al proceso revolucionario que desató la llegada del velocípedo, proporcionando a las mujeres de aquellos días la oportunidad de ganar confianza en sí mismas y de obtener libertad e independencia.

Sabemos poco sobre la autora de este simpático texto, impregnado de un humor naif y chisposo, aunque deja de manifiesto en lo escrito que era una señorita avanzada para su tiempo, de clase alta, profunda conocedora de la moda y una experimentada ciclista. Este es uno de los consejos que nos regala en su guía: “Si la dama ciclista está nerviosa, o el cruce es complicado (…), lo más inteligente —si no lo más decoroso— es que una se tire de la bicicleta y cruce andando.”

Por Ana Blé.

Scroll Up