cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Explosión de carcajadas ante el fin del mundo – «El profesor A. Dońda», de Stanisław Lem – Un libro al día

El centenario de Stanislaw Lem le sirve como excusa a Impedimenta para publicar El profesor A. Dońda, una breve novela satírica y apocalíptica del maestro polaco de la ciencia ficción que permanecía inédita en castellano

Que nos vamos a ahogar en nuestra propia basura es algo que muchos pesimistas sospechamos, pero quizá nos arrase antes un inmenso tsunami de detritos digitales que uno de neumáticos y restos de fast food. Ese final apocalíptico, una implosión mundial causada por el crecimiento imparable de datos inútiles en ordenadores y bases de datos cada vez más gigantescos, está en el corazón de El profesor A. Dońda (Impedimenta, 2021), una novela satírica de Stanisław Lem (1921-2006) que rescata Impedimenta para celebrar el centenario del gran maestro polaco de la ciencia ficción.

Este breve texto pasa por ser las memorias de Ijon Tichy –una de las fórmulas narrativas predilectas de Lem- ayudante del profesor Affidavit Dońda, un estrafalario investigador que anticipó la destrucción de todos los ordenadores del planeta. Desde una selva recóndita, con el mundo en plena regresión tecnológica –un colapso que ha arrasado al Primer Mundo, y no tanto al Tercero-, nos detalla el descubrimiento de su maestro y la locura de su tiempo. No hay que tomar esta novela como una advertencia deprimente, aunque Lem acierte por completo al anticipar la cantidad enorme de estupideces y banalidades con que hoy alimentamos los servidores de ese nuevo mundo que es internet. El profesor A. Dońda no es más que una divertida farsa que el autor de Solaris publicó en 1973, y que hasta ahora había permanecido inédita en castellano, quizá por esa aparente naturaleza de obra menor –sin serlo–. Nos llega por fin de la mano de Impedimenta, empeñada en crear una gran a Biblioteca Stanisław Lem, y en traducción de A. Murcia y K. Moloniewicz.

Lem parodia en estas páginas con cierta amargura la ligereza y ceguera con la que nuestra civilización se ha puesto en manos de algunos conocimientos esotéricos supuestamente novedosos en aras de una modernidad que, a la postre, muchas veces no es más que una impostura bastante ridícula. Los fundamentos sociales que creemos sólidos, si es que alguien aún lo cree así, no son más que una ficción muy endeble. Lem no puede evitar ser serio incluso cuando decide ser divertido. A la manera de un Jonathan Swift contemporáneo, Lem diagnostica muchos de los males que asaltaban a nuestra sociedad en 1973 y que en 2021 casi nos han arrasado.

En definitiva, El profesor A. Dońda nos regala algunas de las páginas más disparatadas y humorísticas de su autor, con momentos tan chispeantes y absurdos que recuerdan al mejor Kurt Vonnegut. Ya lo señala Patricio Pron en el prólogo: «Lem se las arregla para hacer del «extrañamiento cognitivo» y de su pesimismo en torno a nuestras viejas ideas acerca del conocimiento y del progreso una comedia de enredos excepcional, uno de los textos más libérrimos y graciosos que jamás haya escrito. Un apocalipsis divertido en el que el mundo que conocíamos no termina con una explosión, sino con una carcajada contagiosa» Pues sí, no parece que seamos ya capaces ni de crear un apocalipsis serio, porque todo lo que toca el hombre contemporáneo solo puede acabar como chiste. Lem ya lo contó.

—José Luis G. Gómez, Diario de Ibiza

Scroll Up