cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
horizontal
Comictario – «Nick Carter & André Breton. Una pesquisa surrealista», de David B. – Pompas de papel

Hace la friolera de 135 años, en septiembre de 1886, se publicó la primera historia del detective Nick Carter en un periódico neoyorkino. Curioso personaje, Nick Carter, una de las estrellas de la literatura popular y que, de una u otra forma, en novelas y películas, incluso con algún cambio de nombre, ha seguido en activo hasta nuestros días. Después del éxito inicial y diversos altibajos comerciales, en los años 30 del pasado siglo Nick Carter se subió al éxito de las revistas pulp, publicaciones impresas en papel barato, llenas de aventuras de todo tipo que eran consumidas vorazmente por la sociedad estadounidense. En Europa, en los inicios del siglo XX, la literatura popular llegó a sus más altas cotas con los “folletines”, largas historias por capítulos que combinaban amor, acción, y todo tipo de situaciones y personajes misteriosos.

Así las cosas, tras la Primera Guerra Mundial y de la mano del escritor y poeta francés André Breton, nació el Surrealismo, un movimiento de vanguardia, artístico y revolucionario, que otorgaba gran importancia al mundo de los sueños y que plasmaba esos paisajes oníricos en lienzos y en papel escrito. Los surrealistas amaban la literatura folletinesca y a personajes como Fantômas o el propio Nick Carter. Y es de este dato histórico de donde surge la idea del cómic que hoy nos ocupa y cuyo título no puede ser más expresivo: Nick Carter y André Breton. Una pesquisa surrealista.

Se trata de la última obra de David B., uno de los dibujantes franceses más representativos de las últimas décadas con obras como Epiléptico, Los sueños de la noche, Hasib y las serpientes y Diario de Italia. David B. da rienda suelta a su creatividad y nos deslumbra con un espléndido relato surrealista en el que André Breton contrata a su amigo, el detective Nick Carter, para que encuentre algo que le han robado. El problema es que ese algo no es algo concreto, sino un mezcla extraña de convulsiones, belleza y oro, un abstracto que resume la decadencia del surrealismo. Nick Carter emprende una búsqueda que le lleva por escenarios increíbles de sueños y pesadillas en los que debe enfrentarse a su gran enemigo, el doctor Quartz, y a todo tipo de seres alucinantes. En su investigación, Nick Carter establece contacto con los grandes nombres del surrealismo: los escritores Robert Desnos, Paul Éluard y Louis Aragon, los artistas René Magritte, Max Ernst y Salvador Dalí, mientras pasan los años, el mundo cambia y se aleja cada vez más de los preceptos surrealistas. La historia termina con la muerte de André Breton el 28 de septiembre de 1966, según nos cuenta el propio Nick Carter quien afirma además que, desde entonces, el escritor y él no han dejado de buscar el oro del tiempo.

Cabe destacar que en la lápida que cubre la tumba de André Breton puede leerse Je cherche l’or du temp / Yo busco el oro del tiempo. David B. resuelve con maestría este auténtico desafío artístico en 50 ilustraciones en blanco y negro, cada una de ellas una obra de arte surrealista que podría exhibirse en cualquier galería o museo. El resultado es Nick Carter y André Breton. Una pesquisa surrealista, un álbum publicado de forma exquisita por la editorial Impedimenta en formato apaisado, lomo de tela y papel de gran calidad.

Una auténtica maravilla. No os lo perdáis.

—Iñaki Calvo, Pompas de Papel

Scroll Up