cabecera 1080x140

Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)

Graeme Macrae Burnet: Caso clínico – El Imparcial

“A finales de 2019 recibí un correo electrónico de un tal Martin Grey, de Clacton-on-Sea. Obraban en su poder varios cuadernos manuscritos por su prima, que, en su opinión, podrían servir de base para un libro interesante. Contesté dándole las gracias, aunque también le sugerí que quizá la persona más apropiada para aprovechar el material en cuestión fuera el propio señor Grey. Sin embargo, no estuvo de acuerdo y manifestó que él no era escritor y que si recurría a mí era por algo. Me explicó que se había topado con una entrada mía en un blog, donde escribía sobre el olvidado psicoterapeuta de los años sesenta Collins Braithwaite. Los cuadernos contenían ciertas acusaciones contra Braithwaite, que tenía la certeza de que resultarían de mi interés”. Con la fórmula del manuscrito encontrado arranca la última novela de Graeme Macrae Burnet (Kilmarnock, Escocia, 1967), que nos trae Impedimenta, tras publicar Un plan sangriento -donde emplea un planteamiento similar-, y La desaparición de Adèle Bedeau.

Con Caso clínico, el autor escocés se consolida como una figura imprescindible del mejor noir de carácter psicológico, en el que a la conseguida trama no le va a la zaga la creación de personajes llenos de secretos. Aquí tenemos a una mujer que se esconde bajo el nombre de Rebecca Smyth y al psiquiatra Arthur Collins Braithwaite, que desarrolla su trabajo bajo los postulados del movimiento de la antipsiquiatría, tan mitificado como cuestionado, que impulsó en los años sesenta del pasado siglo R. D. Laing, quien asoma por las páginas de la novela, junto a otros personajes reales, una serie de secundarios de lujo, como Paul McCartney, el filósofo Isaiah Berlin o el actor Dirk Bogarde.

Rebecca Smyth acude a la consulta de Collins Braithwaite presentándose como paciente, pero está lejos de ello. Lo que pretende es bien diferente, desenmascararle y que salga a la luz lo que sospecha que ha hecho, como ella misma nos cuenta en uno de los cuadernos que le llegaron a Graeme Macrae Burnet:“ Y es que, verán, estoy convencida de que el doctor Braithwaite mató a mi hermana, a Verónica. No me refiero a que la asesinara en el sentido literal de la palabra, sino que, a pesar de todo, él es tan responsable de su muerte como si la hubiese estrangulado con sus propias manos. Hace dos años, Verónica se tiró desde el paso elevado de Bridge Approach, en Camden, y murió atropellada por el tren de las 16:45 a High Barnet. Cuesta imaginar a una persona menos inclinada a cometer un acto semejante. Tenía veintiséis años, era inteligente, le iba bien y poseía un atractivo pasable. A pesar de todo esto, y sin que lo supiéramos mi padre y yo, llevaba varias semanas acudiendo a la consulta del doctor Braithwaite”.

En Caso clínico, se va alternando el contenido de esos cuadernos, en primera persona, con la trayectoria, orígenes, métodos terapéuticos…, en tercera, de Arthur Collins Braithwaite. Graeme Macrae Burnet nos propone una impactante historia, en la que laten cuestiones como la escisión del yo, la identidad – ¿verdadera?, ¿falsa?-, la locura… Pero siempre prevaleciendo ese juego del gato y del ratón -¿quién será finalmente cada uno?, de sus dos protagonistas que nos atrapa con su punto de sabor hitchcockiano.