cabecera 1080x140

Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)

‘El profesor A. Dońda’: Stanislaw Lem en menos de 100 páginas – «El profesor A. Dońda», de Stanisław Lem – El Debate

Lem arremete contra la ciencia al servicio de la explotación de la naturaleza en esta lectura de una tarde, excéntrica, divertida, pero con el punto cruel de la ácida crítica del clásico escritor polaco

e Stanislaw Lem tenemos Astronautas o Solaris, novelas arduas de largo recorrido, como tenemos El profesor A. Dońda, de apenas 90 páginas; pocas, pero suficientes para que el escritor polaco vuelva a demostrarnos por qué es el maestro indiscutible de la ciencia ficción europea.

Publicada en 1973, pero inédita hasta 2021 en español, Lem arremete contra la ciencia al servicio de la explotación de la naturaleza, anticipando los graves acontecimientos y malos hábitos de la tecnociencia y el cientificismo que nos preocupan tanto casi cincuenta años después.

Es lectura de una tarde, excéntrica, divertida, pero con el punto cruel de la ácida crítica del clásico escritor polaco.

Otros focos de preocupación de Lem en este relato son la sobreexplotación del planeta, con la descripción de un «Auschwitz» avícola (!), y la invasión del lenguaje informático; esta última representada en un aumento exorbitante de la masa de información disponible que acaba por sepultar al mundo con su tonelaje, causando un blackout que es una agobiante metáfora de lo que, en definitiva, hemos acabado creando en nuestra «sociedad de la información».

Y luego está el formalismo académico. Nuestro protagonista es nombrado catedrático de Svarnética, «un nombre sin materia», una asignatura sin contenido. Nadie sabe lo que es la Svarnética. Pero «como el contrato estaba firmado y en caso de romper el acuerdo el nuevo Gobierno habría tenido que pagarle a Dońda los honorarios de tres años, le dieron una cátedra». No es tanto –o no es siempre– la ANECA, como el «a dedo» de la Academia.

Detalle de portada. «El profesor A. Dońda» de Stanislaw Lem

—Fernando Bonete, El Debate, 19 de julio de 2022