cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
«Arenas movedizas» de Max Mönch, Alexander Lahl y Kitty Kahane

Que los cómics, novelas gráficas o como queráis llamarlo cada vez están más de moda es algo que nadie puede negar. Unen la fuerza de la literatura y el arte en un solo tomo, se leen más rápidamente y se disfrutan durante mucho tiempo. Hay para todos los gustos, con todo tipo de dibujo e historias, como, por ejemplo, los últimos días de la República Democrática Alemana, por romper un poco el mito (cada vez más insostenible, la verdad) de que los cómics sólo son para adolescentes.

Arenas movedizas trata precisamente este tema. Estamos en 1989 y Tom Sandman, periodista de guerra, vuelve a Nueva York después de una temporada en China. No lleva ni dos días de vacaciones cuando su jefe, un anticomunista empedernido, lo envía a Berlín para hacerse eco de las últimas protestas y las celebraciones del 40 aniversario de la RDA. Y lo que sucede a continuación pilla por sorpresa a Sandman y a todo el mundo…

Sandman conoce entonces a Ingrid, una alemana del este que ahora vive en Berlín Oeste. Su historia es trágica y estremecedora, pero sólo una más entre tantas. Mientras el amor crece entre Ingrid y Tom, los conflictos y las protestas sociales también lo hacen, poniendo al descubierto los endebles cimientos sobre los que se asentaba la Alemania comunista.

Arenas movedizas nos trae una historia fascinante y adictiva, con algunos puntos de humor y una lúcida interpretación de lo que significa la libertad real. Reconozco que el tipo de dibujo no es que más me gusta, ni mucho menos, pero la historia es simplemente genial. La vigilancia constante, la angustia, la doble moral y sobre todo, el miedo, nos lleva hasta una realidad aterradora que por desgracia hoy siguen padeciendo millones de personas en todo el mundo.

Max Mönch y Alexander Lahl son los autores de esta magnífica novela gráfica. Periodista científico y director de cine, respectivamente, también han escrito artículos periodísticos, guiones e incluso un libro infantil. Por otro lado, Kitty Kahane es la encargada de ilustrar esta caída del muro de Berlín, y cuenta con una amplia experiencia como ilustradora de libros infantiles.

La caída del muro de Berlín siempre tendrá ese significado de libertad conquistada, de triunfo de la población frente a la política absurda. Arenas movedizas no es un manual de historia, evidentemente, pero es una mirada certera a un momento histórico inolvidable y un homenaje a sus protagonistas. Un libro imprescindible para entender parte de la historia europea más cercana. Lo malo es que ahora me han entrado muchas ganas de volver a Berlín…

Scroll Up