cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
«Huck Finn», de Olivia Vieweg

La colección de Impedimenta El chico amarillo dedicada a la novela gráfica, dedica uno de sus números al clásico de Mark Twain Las aventuras de Huckelberry Finn. En este caso, la obra no trasncurre a las orillas del Mississipi, sino que se desarrolla en la ciudad alemana de Halle, en la ribera del río Saale y cientro treinta años más tarde.

Esta adaptación repite algunos elementos de la original, como que Huck vive con una señora que le acoge, que su padre le abadona, que luego lo reclama encerrándolo en su casa y que Huck consigue escaparse buscando la libertad. Sin embargo, hay otros sucesos que actualiza la obra y la acerca a situaciones y problemas contemporáneos como que Huck no se escapa con el negro Jim sino con una chica asiática llamada Jin a la que quiereen vender por el valor de 8000 euros a una trama de tráfico de blancas o que ambos, en su viaje hacia Hamburgo (ciudad que teóricamente los hará libres) son acogidos por una familia esotérica con un pasado bastante oscuro.

Olivia Vieweg le da un enfoque muy fresco y muy actual, haciendo que la lectura se hafa muy fluida, y resaltando que la obra de Mark Twain, además de ser un clásico de aventuras, aborda temas universales, atemporales y actuales como la libertad, la justicia, la prostitución o los problemas familiares.

Para los amantes de Twain, esta novela fráfica nos hará recordar y disfrutar con sus bellas viñetas de colores cálidos (cuyo estilo nos recuerda al manfa) una de la mejores obras de todas los tiempor. Es obvio que esta adaptación no puede, en ningún momento, sustituir al original. Como dijo Hemingway, «toda la literatura estadounidense moderna parte de un libro de Mark Twain titulado Huckleberry Finn. Antes no había nada. No ha habido nada bueno desde entonces».

Por María Asuero Vázquez.

Scroll Up