cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
La torre de ébano

Una de las cosas que más me han gustado de este libro es la escrupulosidad en el lenguaje.

Aunque suene a tópico pueril, se podría decir que el dominio del lenguaje, tan conciso y tan matemático del autor es el ejemplo paradigmático de la alta literatura británica contemporánea. Me cuesta tildar a un libro, o a una obra, como obra maestra, y más teniendo en cuenta que hoy en día la literatura, y el arte en general, está supeditado mucho más al consumo y la inmediatez que a la calidad o a la profundidad. Para mí este libro, sobre todo la novela con la que comienza y que da nombre al conjunto, es sin duda una obra maestra, o por lo menos el germen de una obra maestra.

La primera historia, la que más me ha gustado a mí, La torre de ébano, trata de la visita de un joven crítico de arte y pintor inglés a un retirado paraje de la campiña francesa donde se entrevista con un afamado, reputado y misterioso pintor inglés que vive acompañado a su vez con dos misteriosas mujercitas. Las otras historias, contadas todas con el mismo gusto por lo pulcro y lo conciso, maravillosamente bien escritas, tratan sobre un ladrón filosófico que se divierte torturando a un escritor, la desaparición de un importantísimo miembro del Parlamento inglés, o la experiencia en una convivencia de unos amigos, cada cual con sus cosas, en un precioso lugar…

Con estas premisas John Fowles (Leigh-on-Sea, Essex, 1926) ha sido capaz de construir una historia de desencuentros vitales, los protagonistas no sólo se replantean su vidas, convencionales y seguras, sino que también los valores que las rodean.

Un libro, sin ningún tipo de dudas, imprescindible.

Scroll Up