cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Lem policiaco con la teoría del caos disfrazada de asesino

En 1976, el Stanislaw Lem de 55 años que publicó «La fiebre del heno» era un escritor curtido y celebrado que ya había ofrecido joyas como «Solaris» o «Ciberiada».

Lem no es sólo un autor de ciencia-ficción, aunque haya dado hitos al género, sino un filósofo y científico pesimista, satírico y con mucho humor, atraído sin remedio por una cibernética que le permite encarnar sus reflexiones sobre la comunicación. Quienes no conozcan La fiebre del heno acaban de ser agraciados con un premio gordo y, además, en clave policíaca. Imaginen un astronauta retirado que ha sido contratado para investigar un balneario napolitano donde unos huéspedes enloquecen y otros se suicidan. Todos son cincuentones, viajan solos y padecen alergias. Los investigadores no ven patrones en las muertes. Los sospechosos se multiplican. Se abre paso entonces la sospecha de que sólo la teoría del caos explica la epidemia. Muy grande.

Eugenio Fuentes

Scroll Up