cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Crónica de un viaje por las islas británicas en posición de rana

Hay ideas que pueden parecer descabelladas.

Como iluminaciones de duermevela llamadas a desvanecerse con la aurora. Y, sin embargo, no. Al documentalista inglés Roger Deakin le trajo la iluminación un aguacero. La lluvia le impulsó a recorrer a nado los treinta metros del foso de su casa y, de pronto, fue consciente de adquirir el punto de vista de una rana. Y descubrió un modo inexplorado de ver el mundo. Deakin (1943-2006) decidió entonces recorrer a braza las islas británicas a través de ríos, pozas y estanques, inspirado por El nadador, el cuento de John Cheever en el que un hombre cubre de piscina en piscina los trece kilómetros que le separan de una fiesta. Deakin tenía una inteligencia clara, una vasta cultura y una riquísima prosa, de modo que leer Diarios del agua es regalarse con una crónica de viaje donde cada detalle se ensancha hasta inundar de felicidad al lector. Recomendarlo es poco.

Eugenio Fuentes

Scroll Up