cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Ibáñez, Andrés
Andrés Ibáñez nació en Madrid en 1961. Una madre formada en la URSS y un padre enamorado de Inglaterra marcan de forma definitiva el cariz de sus intereses: las artes y las letras, pero especialmente la música clásica y la literatura inglesa.

Estudia música con la idea de dedicarse a la composición hasta que, en una crisis existencial, abandona el Conservatorio y comienza a tocar jazz. Estudia Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid y, mientras, toca jazz en los clubs de la ciudad. Tras un viaje a la India, que le marca profundamente, en 1989 se marcha a vivir a Nueva York, donde escribirá varias obras teatrales que se estrenan en el circuito Off Off Broadway. Allí termina su primera novela, La música del mundo, publicada en 1995 por Seix Barral, y que le haría merecedor del Premio Ojo Crítico de Narrativa de RNE. Esta obra fue saludada por la crítica como una de las grandes revelaciones de la novelística de su generación. Tras su regreso a España, Ibáñez publica la novela El mundo en la Era de Varick (Siruela, 1999), ambientada en Nueva York y en el mundo paralelo de Demonia, particular homenaje de su autor a Ada o el ardor, de Nabokov. La publicación, en 2005, de La sombra del pájaro lira (Seix Barral), confirmó su condición de pieza clave dentro de la nueva narrativa española, y lo convirtió en un autor de culto entre una nueva generación de lectores. Sus obras han sido traducidas con gran éxito al francés, al alemán y al holandés. El perfume del cardamomo, volumen de cuentos chinos, fue distinguido con el premio NH de Relatos inéditos en el año 2003. Aquí se presenta en su versión completa. En su faceta como crítico, fue merecedor del Premio Bartolomé March por su reseña de la novela Mason & Dixon, de Thomas Pynchon. Ha colaborado en el suplemento Babelia (El País), y actualmente es crítico habitual del ABCD de las Artes y las Letras, donde publica semanalmente su columna «Comunicados de la tortuga celeste».

Scroll Up