cabecera 1080x140

Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)

VERSIÓN PAPEL

ENCUADERNACIÓN
13x20
FORMATO
Rústica con sobrecubierta
ISBN
978-84-18668-68-5
PÁGINAS
200
PRECIO
20.95 €
EDICIÓN
COLECCIÓN
Impedimenta

Lem, Stanisław

Fábulas de robots

Traducción de Jadwiga Maurizio

Una fantasía cósmica de altos vuelos, llena de un ácido sentido del humor. Una de las obras más míticas del polaco Stanislaw Lem, absolutamente entretenida y cautivadora.

Seres con circuitos, princesas autómatas, ladrones de guante eléctrico, sabios demasiado sabios, bestias de silicio y reyes del algoritmo. Artefactos mecánicos que se han expandido hasta colonizar los rincones más remotos de la galaxia, y que, a pesar de todas sus virtudes y bajezas, y de su proclividad a la locura y a la ambición, son totalmente incapaces de errar o de desviarse de su programación. Fábulas de robots es uno de los títulos más míticos del maestro polaco Stanisław Lem, una brillante antología de leyendas cibernéticas que fluctúan entre lo profético y lo surrealista, entre lo filosófico y lo humorístico, en las que el hombre es el verdadero rival a batir: seres mitológicos, semilegendarios, con fama de blandos, de pusilánimes y hasta de «paliduchos», y con una fatal y peligrosa tendencia al crimen. Una fantasía cósmica de altos vuelos donde ya encontramos personajes y motivos que se desarrollarán en la inmortal Ciberíada.

Stanisław Lem combina en esta obra las convenciones de las fábulas clásicas con la imaginería técnica del futuro, volviéndonos a demostrar su notable capacidad para combinar el espíritu visionario, el humor negro y el sentido de la maravilla en un volumen absolutamente cautivador.

Lem, Stanisław

Stanisław Lem nació en la antigua ciudad polaca de Lwów, ahora Ucrania, en 1921, en el seno de una familia de la clase media acomodada. Aunque nunca fue una persona religiosa, era de ascendencia judía. Ver más

«Las fábulas de Stanislaw Lem suponen una aproximación humorística y a la vez filosófica al universo de los robots»

-—Carlo Frabetti, El País.

«Lem fue un niño superdotado que jugaba a diseñar mundos, inventándose libros para otorgarle realidad a un futuro que es ahora nuestro presente.»

-—Jorge Carrión, LaVanguardia