cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Sugerencias para introducir a niños y jóvenes en la botánica y la naturaleza a través de los libros

Sugerencias para introducir a niños y jóvenes en la botánica y la naturaleza a través de los libros

n la actualidad, muchos estudios coinciden en el dato de que niños y jóvenes, frente a la lectura, se inclinan por otras actividades más tecnológicas. Leer les resulta aburrido. No está entre sus prioridades porque, además, suele ser una tarea impuesta. Sin embargo, la ciencia, si conlleva experimentos, o la naturaleza, si está acompañada de descubrimientos por pequeños que estos sean, les resultan más interesantes. De este modo quizás pueda resultar interesante conjugar ciencia y literatura. Nuestra iniciativa #El Botánico te anima a cultivar la lectura en Casa está dedicada hoy a niños y jóvenes entre los 3 y los 15 años. En este caso les ofrecemos una serie de propuestas para que a través de los libros aprendan a conocer, valorar, respetar y conservar nuestro medio natural. Fomentar el interés en los primeros para disfrutar de la naturaleza. Botánica y literatura.

“El mundo siempre está cambiando, lo que importa es la dirección”

“El mundo siempre está cambiando, lo que importa es la dirección”

En unos momentos muy críticos para todo el mundo, y especialmente para lo que quieren ser y representar, dónde quieren estar, Europa, EE UU, China, echamos una mirada atrás, a otra época decisiva en los cambios en el planeta, los años 60-70, de la mano del escritor norteamericano Joshua Furst y su libro ‘Revolucionarios’ (Impedimenta). Hemos hablado con él.

Cuando la realidad supera a la ciencia-ficción

Cuando la realidad supera a la ciencia-ficción

Qué escritor de ciencia-ficción adivinó mejor el futuro? Seis especialistas explican los pronósticos realizados por seis grandes maestros. Sus respectivas obras demuestran que la literatura se adelantó a fenómenos como la pandemia mundial, la distancia social, la preocupación ecológica, el sexo no binario, la robotización, la inteligencia artificial, la civilización de la pantalla, la realidad aumentada, la aspiración a la inmortalidad, los viajes espaciales, el control del Estado o la disidencia política en el siglo XXI. Como era de esperar, casi ninguno se consideraba a sí mismo autor de género, pero de su imaginación salieron futuros que se parecen mucho a nuestro presente.

Leer a Homero en el siglo XXI

Leer a Homero en el siglo XXI

Partimos de una simple pregunta: ¿por qué leer a Homero en el siglo XXI? Y no es una cuestión baladí. Porque normalmente, cuando hablamos de estos clásicos de referencia, caemos en estereotipos y clichés variopintos: que si son obras básicas, que si son las verdaderas piedras angulares de los clásicos posteriores. Y es verdad, sin duda.

Pero hay algo más: ¿por qué leerlos ahora? La respuesta es muy sencilla: hay que leerlos porque, a pesar de todos los siglos transcurridos, son las obras que más y mejor nos ayudan a comprender el mundo en que vivimos. Los clásicos son verdaderamente clásicos cuando son imperecederos, cuando su mensaje resuena pasados los miles de años.

Es decir, son los que más nos ayudan a conocer nuestros sentimientos e impulsos, temores y pesares. Cuando Aquiles sufre por la muerte de Patroclo, su mejor amigo, nos podemos poner en su pellejo. Cuando Príamo llora cuando ruega a Aquiles que le devuelva el cadáver de su hijo entendemos el dolor desgarrador de un padre. Porque hay sentimientos humanos que son universales.

Ahora bien, es cierto que leer los clásicos no siempre es fácil (tampoco es tan difícil, pero es cierto que requiere un mínimo esfuerzo). Ayuda, sin duda, tener una buena edición y, sobre todo, una cuidada traducción. También ayuda tener unas coordenadas básicas antes de ponerse a leer, un contexto somero que nos ayude a situarnos.

Libros que nos recuerdan el placer de estar en una librería

Libros que nos recuerdan el placer de estar en una librería

Cualquier amante de la lectura lo sabe: las librerías son algo así como el equivalente en la Tierra al reino de los cielos. Un lugar mágico en el que se abren numerosas puertas, repletos de oportunidades y en el que la única preocupación es por dónde empezar a disfrutar. Ahora que no podemos visitarlas y pasar tiempo en ellas es cuando más echamos de menos esos esos templos de la lectura. Por eso, y porque queremos rendirles un homenaje en un momento complicado en el que hay que prestarles todo nuestro apoyo, hemos seleccionado unas cuantas obras que expresan esa deuda y ese amor eterno que los escritores, al igual que los lectores, sienten por las librerías.

Scroll Up