cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Conversación en la librería

Conversación en la librería

¡Buenas tardes, corsarios!

Se habla esta semana en el congreso de librerías que se está celebrando en Málaga de qué caminos tomar para evitar que a estas tiendas nuestras se las trague la vorágine del comercio a gran escala, de que el pez gigante no se coma a ese banco disperso de pequeños pececillos que somos los libreros. Hay consenso sobre convertir a la librería un punto de encuentro, algo que sabes que intentamos hacer a diario pero que dicho como concepto abstracto no da la medida del valor que realmente tiene: fomentar la conversación.

Porque el 8M también es para leer

Porque el 8M también es para leer

Hace no tanto, a principios del pasado siglo, las mujeres no tenían la misma suerte que los hombres y no eran “invitadas” a entrar a las aulas ⎯ni en muchos otros sitios, claro está⎯. La cosa fue cambiando poco a poco. En España, con la Llegada de la Segunda República y su defensa de la educación laica e igualitaria empezamos ⎯para no dejar de hacerlo nunca más⎯ a entrar como iguales a las escuelas, institutos y, sobre todo, universidades. Ahora, arrancado ya el siglo XXI, somos protagonistas de muchos de los escaparates de las librerías ⎯por no hablar de que somos mayoritariamente las consumidoras de esos aparadores⎯, sin embargo, debemos reivindicar no solo nuestra presencia en esos escaparates, sino también un reconocimiento total a nuestro trabajo como escritoras, porque no queremos que sea cierta la frase que, contundente, dijo Virginia Woolf en Fin de viaje: “Harán falta seis generaciones para que las mujeres salgan a la superficie”. No, las mujeres ya hemos salido a la superficie, por eso, para celebrar este 8M, que se presenta algo convulso, ahí van unas cuantas lecturas que nos ayudarán a entender, y defender, los derechos de las mujeres y a las mismas mujeres.

Pasen y lean.

Scroll Up